ponganhuevos.blogspot.com

domingo, 1 de julio de 2007

Chile no pudo con Robinho e hipotecó su paso a cuartos de final


Con un esquema defensivo, que varió en el segundo tiempo, la selección nacional no pudo con el poderío de Robinho quien marcó los tres goles con que Chile sucumbió ante la escuadra brasileña.

Una decepcionante actuación tuvo la selección chilena ante Brasil y pese al esquema defensivo que tomó el técnico Nelson Acosta, el cuadro verdeamarillo derrotó por 3-0 a Chile gracias a una rutilante actuación de Robinho, autor de las tres conquistas.

Un primer tiempo lento y sin muchas ideas por ambos lados, en donde los nacionales tenían muy bien custodiada la última línea, Brasil fue poco y nada lo que pudo mostrar a lo largo de los primeros 45 minutos.

A los 35' se sancionó una falta penal en contra de Robinho y sería este mismo quien decretaría la apertura del marcador tras un débil remate que si bien Bravo adivinó el lado, no alcanzó para tapar el primer grito de gol del partido que ponía en ventaja a los brasileños.

Sin muchas ocasiones de gol en el final del primer tiempo, ambos equipos se iban al descanso con el resultado parcial que favorecía a Brasil por 1-o.

En el segundo tiempo, Acosta decidió incorporar a Juan Gonzalo Lorca remplazando a Gonzalo Jara, por lo que Mark González tuvo que retrasarse y dejar al recién ingresado como compañía de Humberto Suazo.

Chile salió a buscar el empate no descuidando la última línea que se mantenía con cinco hombres atrás.

Una lesión de Riffo obligó a Acosta a incorporar a Jorge Vargas quien había recibido tarjeta amarilla desde la banca después del primer gol de Brasil.

Ya con sus tres cambios hechos, Chile no le quedó más que aguantar el resultado y aprovechar los envíos largos que buscaban a Suazo con tal de aprovechar los contragolpes. De esta misma manera se gestaron dos claras ocasiones de gol para Chile, pero la mala fortuna del delantero le impidió anotar.

Sin muchos resultados con Suazo buscando sólo el arco contrario, llegó el segundo gol brasileño marcado nuevamente por Robinho al minuto 84, quien aumentaba la ventaja para su equipo y a la vez derrumbaba las ilusiones nacionales.

Finalmente el mismo delantero pondría la tercera cifra para los pentacampeones mundiales, decretando así la lapidaria cifra de 3-o con que Chile sucumbía ante Brasil.

Con este resultado ambas escuadras, junto a México, suman seis unidades, en donde los norteamericanos tienen la ventaja, ya que poseen una cuenta de ahorro de + 2 de diferencia, Brasil tiene +1 y Chile se ubica el la tercera posición con la misma cantidad de puntos pero con una diferencia de -2.