ponganhuevos.blogspot.com

martes, 3 de julio de 2007

Opinión

Por Pedro Ubilla
__________________________________________________________
Vergüenza debería darle a los medios chilenos volver a decir aquella palabra, siempre lo mismo, hasta cuando estos tipos no dicen las cosas como son.

Sólo algunos se atreven y con la consiguiente querella, que a más de alguno lo debe parar de cualquier iniciativa.

De todos modos, por otro lado quiero rescatar algo de esta selección, a un sólo jugador, este es Miguel Riffo. Fue el único que dio una respuesta certera, concreta, sin rodeos, así da gusto escuchar a un jugador, que sin defender ni atacar al mediocre estratega, dijo… aun dependemos de nosotros mismos, lo cual es del repertorio del mismísimo Borghi, ya que este jamás dio una declaración tan mediocre como la de los otros jugadores de la selección y menos de esas que se manda nuestro querido pelón.

Lamentablemente tendremos que seguir aguantando a este tipo, al menos (espero yo) hasta el fin de la copa América.

El fútbol ha evolucionado, pero Bonifacio se quedó en el siglo pasado, esta obsoleto. Por el bien del fútbol chileno, más bien, de la selección adulta que renuncie este caballero indigno, que se ha hecho millonario a costa de la ilusión de todos los chilenos, que se ha asegurado la vida y la de sus descendientes a costa de nuestro alicaído fútbol y que ha tenido una suerte del porte del Titanic, ya que siempre de algún lado siempre hay un salvavidas que le tiende una mano. Quizás esta generación de jugadores vuelva a ayudarlo, pero hasta cuando con lo mismo?

Con pequeñas cosas nos vamos a seguir conformando, con la suerte de Acosta de repente terminamos cuartos y se asegura durante cuatro años más y una jugosa indemnización, lo cual pareciera que a la dirigencia le encantara pagar, cada vez que lo quieren echar.

En fin podría hablar y no terminar nunca del calvario que podría venirnos si no echan a este personaje, pero así es el fútbol, y así volveremos a estar con la calculadora.


PD: Pronostico?... Gana Chile 2-1